23 abr. 2016

Nieves Jurado en la entrega de premios del III Concurso Infantil de Cuentos sobre la Cuchillería

El 22 de abril tuvo lugar en el Museo Municipal de la Cuchillería de Albacete la entrega de premios del III Concurso Infantil de Cuentos sobre la Cuchillería, en el que, por segundo año consecutivo, he tenido el honor de formar parte del Jurado. Este año me han acompañado como miembros también del Jurado y en la lectura y selección de los finalistas, mis compañeras del Club de Escritura La Biblioteca, Toñi Sánchez Verdejo y Paula Martínez Ruiz. 
Este año se han presentado un total de 209 relatos escritos por niños y niñas de varios colegios e institutos de Albacete y provincia. Debo reconocer que los pequeños escritores han demostrado tener un gran nivel y mucha imaginación, y quiero felicitarles por ello, especialmente a los 6 finalistas de las dos categorías, una de 9 a 11 años y la otra de 12 a 14, de los cuales salieron los dos ganadores. 
Tanto el concurso, como la entrega de premios, ha sido magistralmente organizado, por tercer año, por Mariana, la directora del museo.
Tras la lectura por los autores de los seis relatos finalistas -tres de cada una de las dos categorías participantes-, los miembros del jurado concedimos los siguientes premios:
Categoría I: (de  9 a 11 años): Primer premio -e-book y diploma- para Sara Lucía González Pascual, del colegio Cristobal Valera (Albacete). Los otros dos finalistas fueron: Lucía Pardo Navarro, del colegio San Pablo (Albacete) y Adrián Pinilla Calderón del colegio Aristos (Albacete).
Categoría II: (de 12 a 14 años): Primer premio -e-book y diploma- para Khaola Bouelkhili del colegio Diocesano (Albacete). Los otros dos finalistas fueron: Ángela Fernández Haro y Rocío Arenas Burriel, del Instituto Maestro Juan Rubio de La Roda.
Durante el transcurso del acto, Mariana me pidió que leyera un texto mío y leí mi cuento "El jardín de la señora Galván".
Y el acto finalizó con la foto de los ganadores y el jurado.
¡Muchas felicidades! y que vuestra imaginación no tenga límites.
Y para terminar, mis compañeras y yo posamos ante una de las navajas singulares del Museo de la Cuchillería de Albacete.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú, ¿qué opinas?